Metotrexato, embarazo y fertilidad

Metotrexato, artritis y embarazo

Embarazo y metotrexato

Una de las preocupaciones más frecuentes en los pacientes que precisan tomar metotrexato para el control de su artritis, hace mención al potencial riesgo que la toma de éste supone para la concepción y el futuro de un posible embarazo.

A este respecto conviene recordar las siguientes consideraciones que pueden ser de utilidad:

– Una paciente con artritis que tome metotrexato crónicamente puede quedarse embarazada si lo desea.

– Para prevenir posibles riesgos, se recomienda planificar el embarazo a fin de que éste se produzca en momentos de buen control de la enfermedad que, además, permitan sustituirlo por otras terapias con menor potencial tóxico. En este sentido, se recomienda suspender el metotrexato 2-3 meses antes de la concepción.

– Si la enfermedad no permite la retirada del metotrexato o la paciente se ha quedado accidentalmente embarazada tomándolo ¿Qué riesgos corren madre y feto? En casos de pacientes embarazadas con Artritis Reumatoide tratadas con dosis bajas (<25 mg/semana), la literatura nos dice que el 66% de los embarazos llegaran a término y que la tasa de abortos o malformaciones fetales en estas pacientes son similares a las encontradas en pacientes sanas [Clin Exp Rheumatol. 2009; 27 (4): 678-84].

– En el caso de varones con artritis que estén tratados con dosis bajas de metotrexato (<25mg/semana), existen datos contradictorios. Algunos autores han publicados algunos casos aislados de oligospermia reversible. Otros no han encontrado este dato. Lo cierto es que, hasta la fecha, no existe ninguna evidencia que haya podido relacionar el metotrexato a dosis bajas con infertilidad del varón o anomalías durante la gestación o desarrollo fetal [Can Fam Physician. 2003; 49 (5): 577-78]. A pesar de ello un gran número de autores recomiendan también su suspensión 2-3 meses antes de la concepción.