Lupus

BELIMUMAB (Benlysta)

El Belimumab, comercializado por Human Genome Sciences y Glaxo Smith Kline como Benlysta, es un anticuerpo monoclonal humano que bloquea e inhibe una proteina denominada estimulador del linfocito-B (BLy S) responsable de la generación de autoanticuerpos. Esta molécula, supone un primer hito dentro de los nuevos avances en el tratamiento del Lupus Eritematoso Sistémico ya que, desde 1958, la FDA americana no había aprobado ningún tratamiento para el tratamiento del Lupus.

Dentro de lo novedoso que resulta la aprobación de un nuevo tratamiento para el Lupus después de décadas, no se trata de un medicamento “estrella” ni “milagroso” pero puede contribuir, por ejemplo, a disminuir las dosis de mantenimiento de corticoides.

No se conoce todavía si es beneficioso en los pacientes con Lupus y afectación renal o cerebral severa. Como se ha mencionado está recientemente aprobado por la FDA para el tratamiento del Lupus pero, todavía, no por la EMEA ni la agencia española del medicamento. Su administración es intravenosa cada 28 días.

Lecturas recomendadas: Arthritis Rheum. 2009 Sep: 61(9): 1168-1178; Curr Opin Rheumatol. 2011 Feb 16

RITUXIMAB (MabThera, Rituxan)

Rituximab, comercializado por Roche como MabThera y como Rituxan por Genentech Biotechnology, es un anticuerpo monoclonal quimérico anti-CD20 que reduce la respuesta inflamatoria de tipo humoral.

La respuesta inmune inflamatoria, protagonista de la artritis reumatoide, puede ser celular (mediada fundamentalmente por linfocitos T) o humoral (mediada fundamentalmente por linfocitos B). Los linfocitos B son las células inmunes que producen anticuerpos, por lo tanto, la disminución de células B implica reducir la producción de autoanticuerpos que es la característica fundamental de todas  las enfermedades autoinmunes.

Rituximab se utiliza en hematología para tratar el linfoma no Hodgking de y la leucemia linfocítica crónica y en reumatología para tratar el lupus y la artritis reumatoide. En combinación con metotrexato está indicado para el tratamiento de pacientes con artritis reumatoide que no han respondido a antagonistas del TNF. Rituximab se administra intravenosamente los días 0 y 15 con retratamientos cada 6 meses.

Entre los principales efectos secundarios cabe destacar reacciones a la perfusión que pueden llegar a ser graves, reacciones mucocutáneas y leucoencefalopatía multifocal progresiva. La premedicación puede reducir la incidencia y / o gravedad de reacciones a la infusión. Está contraindicado en pacientes con infecciones activas serias.

Lecturas recomendadas: Arthritis Rheum. 2006; 54 (9): 2793, Arthritis Rheum.2004; 50 (8): 2580