Cae otro mito: el diclofenaco

Diclofenaco efectos secundarios… pero muy útil. Después de ser el anti-inflamatorio por excelencia durante décadas y el fármaco a batir en todos los ensayos clínicos con anti-inflamatorios, el diclofenaco (comúnmente conocido como Voltarén) está hoy bajo sospecha. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) y el Comité de Evaluación en Riesgos de Farmacovigilancia Europeo (PRACS) está llevando a cabo una meticulosa evaluación del riesgo cardio-vascular del diclofenaco y ha publicado sus primeras conclusiones y recomendaciones. Al igual que años antes ocurriera con otra familia de anti-inflamatorios conocida como Coxib, hoy, también el diclofenaco parece aumentar el riesgo de tromboembolismo arterial y, por consiguiente, de infartos de miocardio, ictus, etc. En consecuencia se recomienda:

1) No utilizar diclofenaco en pacientes con patología cardiovascular grave como insuficiencia cardiaca (clasificación II-IV de New York Heart Association-NYHA), cardiopatía isquémica, enfermedad arterial periférica o enfermedad cerebrovascular.

2) En caso necesario, utilizarlo con especial precaución en pacientes con factores de riesgo cardiovascular, revisando periódicamente la necesidad del tratamiento y sus beneficios obtenidos.

3) Para todos los pacientes, utilizar la dosis más baja posible y la duración del tratamiento más corta posible para controlar los síntomas de acuerdo con el objetivo terapéutico establecido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *